MATARIFE, DEL ÉXITO AL OLVIDO EN POCO TIEMPO

Escrito por 

En el mes de mayo de este año el abogado y periodista Daniel Mendoza empezó a sonar los medios y redes sociales fuertemente, el motivo era su anunció de que pronto iba a sacar una serie documental llamada “Matarife” con la cual destrozaría a Uribe y el uribismo. La hazaña que pretendía el abogado Mendoza, no era para nada fácil, anunciaba con bombos y platillos que tenía pruebas contra Uribe y su entorno, que serían expuestas en su documental. Para muchos anti uribistas serios que se dedican a la investigación y el periodismo, que hasta ahora no han podido recolectar evidencias que puedan meter a Uribe a la cárcel, veían con escepticismo la promesa de Mendoza, ya que ellos más que nadie sabe lo difícil que es condenar a Uribe, por lo que dudaron desde el comienzo sobre las palabras del abogado, preguntándose qué pruebas tenía él, que otros investigadores en dos décadas no habían podido recolectar.

 

El mayor temor de los anti uribistas sensatos, que no tragan entero, que no se creen todo lo malo que dicen de Uribe, que tienen criterio suficiente para discernir lo que puede ser verdad y que no, era el de que efectivamente Mendoza no tuviera las pruebas que decía tener, lo cual se puede confirmar al ver la serie. De tener pruebas de verdad, Mendoza debió haber denunciado a Uribe penalmente a nivel nacional o ante organismos internacionales, pero como lo que presentó en su serie documental, no son pruebas que un ente acusador tomaría contra Uribe, y sobre todo a un ex presidente de Colombia. Los críticos de Matarife antes de su estreno, alertaban que de no cumplir con lo que prometía la serie, lo que iba a generar era un efecto adverso contra los que han luchado contra Uribe, ya que terminarían beneficiando al ex presidente antes que perjudicarlo, que fue exactamente lo que pasó.

También te puede interesar: PAPA BOYACENSE Y NACIONALISMO ECONÓMICO

Al parecer el abogado Mendoza lo que buscaba era fama, la cual logró a costa de los ingenuos anti uribistas que le creyeron sus mentiras, que no solo fueron en cuanto a lo de tener pruebas contra Uribe, sino sobre la misma serie, la cual según él, iba a durar 50 capítulos, pero solo llegó a 10 capítulos. En la cuenta de Twitter de Matarife la cual no era manejada por Mendoza, informaba que solo se había grabado una temporada de 10 capítulos, a lo cual Mendoza desmintió; pero lo cierto es que solo se ha presentado la primera temporada, cuando en ningún momento el abogado advirtió que solo se presentaría una temporada de 10 capítulos. La credibilidad de Mendoza que ya desde antes de la serie era cuestionada, con lo acontecido tras su estreno muestra que las dudas sobre él tenían fundamento.

El primer capitulo de Matarife fue un éxito rotundo, obtuvo 5 millones de visualizaciones, pero después de eso, las visitas bajaron a alrededor de un millón de visualizaciones por capitulo. Hay que reconocer que obtener esa cantidad de visitas no es fácil, pero recordemos que todas esas visualizaciones fueron fruto de su campaña de marketing, donde engaño a las personas que de buena fe le creyeron en su proyecto, el cual buscaba destruir a Uribe, algo con lo que sueñan millones de colombianos a los que Mendoza uso ruinmente para conseguir fama, la cual poco le ha durado, sobre todo con lo que pasó con Iván Cepeda, quien consiguió hacer que se le dictara medida de aseguramiento al ex presidente Uribe, que para librarse de ella, renunció a su cargo de Senador de la República.

 

Quien en verdad terminaría afectando a Uribe, fue el Senador Cepeda, y no la serie documental Matarife. Aún así el ex presidente no ha dejado su activismo político a pesar de ya no ser Senador, en el momento está liderando un referendo del cual hablé aquí, mostrando que la serie en vez de perjudicarlo, terminó volviéndolo aún más relevante al hacer que la gente hablará más de él.