LOS MILITARES EN COLOMBIA DEBERÍAN PODER VOTAR

Publicado por 

El congresista Édgar Palacio del partido cristiano Colombia justa y Libre, con el apoyo de otros congresistas de partidos del gobierno, radicó un proyecto de acto legislativo para poder hacer una modificación en la constitución, cambiando el segundo inciso del articulo 219, para así permitir a la fuerza pública poder acceder a el derecho al voto que les fue negado desde 1930, debido a los graves problemas de guerras civiles, provocado por el fuerte bipartidismo del país en esas épocas.

 

Cabe aclarara que, aunque el proyecto busca que los miembros de la fuerza pública puedan ser parte activa de la democracia a través de su voto, no podrían hacer activismo político, por lo que no podrían participar activamente de ninguna campaña. En Colombia los colectivos de izquierda se han opuesto ferozmente a que la fuerza pública pueda ejercer el derecho a voto, por los múltiples casos de corrupción y abusos de poder, siendo el más grave y a la vez mediático, el de los falsos positivos.

También te puede interesar: CLAUDIA LÓPEZ BORRA TWEET QUE MUESTRA SU TALANTE TIRANO

Nadie niega que en las instituciones encargadas de la fuerza pública ha habido terribles crímenes, que muchos han dejado de proteger al ciudadano para hacer todo lo contrario, que han sido filtradas por el narcotráfico y la corrupción; pero no podemos generalizar, no todos son culpables, hay muchas manzanas podridas, pero no son todas. En todas las profesiones hay personas malas, inescrupulosas, capaz de hacer cualquier cosa por cumplir sus ambiciones, pasando por encima de la ley de ser necesario. No solo hay policías y militares involucrados en crímenes, los hay en todos los sectores de la nación.

 

Muchos de quienes se oponen al voto de la fuerza pública, lo hacen aludiendo que pueden ser manipulados u obligados por sus superiores para votar por un candidato. Argumento que no sirve, ya que en todas las empresas e instituciones hay ordenes jerárquicos, entonces ellos tampoco podrían votar bajo el argumento de que son subordinados.

 

También muchos asumen que son guerreristas y van a votar por quien prometa más guerra; pues resulta que Uribe gano con esa premisa de forma contundente en primera vuelta, aún sin que la fuerza pública pudiera votar por él. Además, creer que van a votar por la guerra, es asumir que ellos no tienen conciencia, ni criterio propio, que son ignorantes, por lo que no deberían poder participar de los comicios electorales.  Bajo esta premisa mucha gente no debería votar, debido a que no se leyó el programa electoral de su candidato y mucho menos el de sus rivales; son muchos los que votan según rumores o cadenas de WhatsApp, que en su mayoría contienen información falsa; por lo tanto, estaríamos hablando del votante irracional, en ese saco caen la mayoría de personas que participan en la fiesta democrática de las elecciones.

Interesante conferencia sobre el mito del votante racional. 

 

Asimismo, se cree que hay conflicto de intereses que hace que la fuerza pública no debería votar, por ejemplo, para ellos el Uribismo es quien más poder y más presupuesto les ha otorgado, por lo que todos ellos siguen la línea del uribismo, entonces seguramente votarán por los candidatos que se suscriban a él. Lo que deberían tener en cuenta es que todos tienen conflictos de interés en unas elecciones, muchos van a votar por el que más le convenga a su gremio, los profesores de instituciones públicas votaran por un candidato que les prometa subirles el sueldo y darles más beneficios, Los que se dedican a la construcción se verán atraídos por el que prometa la creación de más obras públicas, los que no tienen vivienda propia, por el que prometa darles o facilitarles acceder a una, lo mismo con el sector salud, votaran por el que tenga en su programa electoral mejorarles el sueldo y prestaciones.

La otra excusa para no permitirles el voto, es lo anteriormente expuesto de los delitos cometidos por los integrantes de la fuerza pública que hace que se desconfié de ellos, pero eso es discriminatorio al asociar a todos los militares y policías con criminales, es de hecho una falta de respeto con todos aquellos que cumplen con su importante labor de proteger a la nación y sus ciudadanos. Toda la fuerza pública merece respeto también, seamos del espectro político que sea.