LA PÉSIMA PROPUESTA DE FAJARDO PARA MITIGAR LA CRISIS

Publicado por 

El país se encuentra en un estado económico muy lamentable tras varios meses de cuarentena, al igual que los demás países de la región, si bien no es el que va a experimentar la mayor caída del PIB este año, no se salva de que se este una crisis, lo cual obliga a buscar soluciones. Hace pocos días el ex candidato presidencial y posible presidenciable para el 2022, se tomó la tarea de trabajar junto a otras personas en elaborar una propuesta llamada “Empleo de emergencia ya”. Es bastante positivo que los futuros candidatos a ocupar la casa de Nariño comiencen a mostrar sus cartas en temas económicos, así sabremos mejor cual será la opción más idónea para votar. Por el momento la propuesta del ex alcalde de Medellín, está llena de buenas intenciones, pero pésimas ideas.

 

 

El análisis de la difícil situación colombiana, sobre todo en materia de empleo es acertada por parte de Fajardo y su equipo, el problema es la solución que nos ofrecen a los colombianos, donde vamos a terminar peor, de llegarse a ejecutar. La propuesta consiste en crear 1,4 millones de puestos de trabajo a través de la financiación de 10.000 proyectos públicos. Los municipios y departamentos serían los encargados de planificar, articular y llevar a cabo estos proyectos. Los proyectos contaran hasta con 3.000 millones para financiarse, donde el 80% de ese dinero deberá ir a pagar salarios. Cada proyecto puede generar hasta 140 puestos de trabajo. Aplicando matemáticas 140 puestos de trabajo por 10.000 proyectos nos da la cifra de los 1,4 millones de empleos.

También te puede interesar: LA ABSURDA PROPUESTA DE AUMENTAR EL NÚMERO DE CONGRESISTAS EN COLOMBIA

En el papel las cuentas cuadran para crear esos puestos de trabajo, pero se olvidan de algo muy importante, y es de dónde va a salir el dinero, ya que se necesita para financiarse 30 billones. Su rival político, el senador Gustavo Petro criticó la propuesta de Fajardo en el siguiente Tweet:

 

https://twitter.com/petrogustavo/status/1315659874731253761

 

En la primera parte del Tweet, el senador acierta en hablar sobre la deuda, ya que esos 30 billones serán generados como deuda, que después habrá que pagar vía impuestos. Esa propuesta de Fajardo como dice Petro, es una política Keynesiana, que consiste en aumentar el gasto público para estimular la demanda agregada, con esto se busca aumentar la producción, la inversión y el empleo. Lo que podemos evidenciar, es que al senador en si no le molesta el keynesianismo de Fajardo, sino la forma em que va a gastar el dinero como deja ver en el siguiente Tweet:

 

https://twitter.com/petrogustavo/status/1315667576215793664

 

Es bastante preocupante, que los dos políticos que lideran las encuestas de cara a las próximas presidenciales, tengan en común aplicar keynesianismo salvaje, el matiz simplemente esta en que uno lo piensa gastar en crear un ejercito de trabajadores a cargo del Estado, mientras el otro quiere aplicar las fracasadas políticas de sustitución de importaciones, que ya se han aplicado en Latinoamérica con pésimos resultados.  Tristemente Fajardo que supuestamente se vende alejado de los extremos, está mostrando estar más alineado con la izquierda de Petro, que con el centro.

 

Aumentar el gasto público para financiar proyectos, como el propuesto por el equipo de Fajardo, es pan para hoy, hambre para mañana, que es la característica principal de aplicar keynesianismo, donde las consecuencias negativas a largo plazo son ignoradas, por algo, el mismo Keynes decía: “A largo plazo todos estamos muertos”. De llegarse a dar la propuesta del ex alcalde de Medellín, nos espera más déficit fiscal, más inflación, más deuda pública, más impuestos y por supuesto más corrupción, los corruptos del país se van a deleitar con toda esa cantidad de dinero pasando por sus manos.

 

Si no hay un nuevo candidato en el panorama nacional, nos esperará una presidencia en manos de keynesianos que en vez de arreglar el gran problema del déficit fiscal y la preocupante deuda pública que ya va por el 70% del PIB, van a agravar el problema. Lo que necesita el país es que el Estado colombiano sea más eficiente, gaste menos, baje impuestos a las empresas para que tengan un mayor margen de maniobra y puedan seguir resistiendo a la crisis, mientras que hace factible nuevos emprendimientos, además de facilitar la creación de empresas reduciendo tramites y burocracia, además de ser atractivos a la inversión extranjera, entre otras medidas, que ni por equivocación están proponiendo los futuros presidenciables de Colombia.