HUAWEI CONTRA LAS CUERDAS POR LOS PECADOS DEL RÉGIMEN CHINO

Publicado por 

El año pasado la empresa china Huawei, se vio amenazada por la decisión de no poder usar más el sistema operativo Android en sus futuras líneas de producción de celulares, todo esto por la guerra comercial que había empezado la administración Trump contra el gigante asiático. Tras muchas tenciones Estados Unidos y China, finalmente hace varios meses afirmaron un tratado comercial bajo las condiciones impuestas por los norteamericanos, el pulso lo había ganado Trump, y todo parecía que iría de maravillas entre las dos potencias, pero el coronavirus lo cambió todo, la forma irresponsable con la que el partido comunista chino trato en un comienzo el brote, causó la ruptura nuevamente con Estados Unidos.

 

Los pecados del régimen chino los está sufriendo especialmente Huawei, debido a que esta empresa es la joya del régimen de Xi Jinping, por lo que han recibido grandes cantidades de dinero del gobierno, además de todo tipo de privilegios que le han permitido crecer como ninguna otra empresa en el país.

También te puede interesar: RUSIA NO TIENE UNA VACUNA DE EFICACIA COMPROBADA CONTRA EL COVID-19

Según un informe de “The Wall Street Journal”, el gigante tecnológico Huawei ha recibido 75.000 millones de dólares por parte del régimen en forma de subsidios, exenciones de impuestos, facilidades de crédito y otro tipo de ayudas financieras. Con todo ese despliegue de recursos a favor de la compañía, Huawei se logro posicionar como la compañía que más celulares vende, un puesto que logró arrebatarle hace pocos meses a Samsung. Esto gracias a que puede vender sus productos por debajo de sus costos, sin incurrir en perdidas, ya que estas las absorben con el dinero de los contribuyentes chinos. Con esta gran ventaja, parecía que estaba destinada a superar a sus rivales en poco tiempo.

 

Como castigo al régimen chino por parte de Estados Unidos, se han impuesto sanciones a Huawei, bajo el pretexto de la seguridad. En China por ley, las empresas están obligadas a dar información de sus clientes en caso de que el gobierno se los pida. Por el momento no hay evidencia fuerte de que el gigante tecnológico chino este espiando a sus clientes fuera del gigante asiático. Pero el peligro sigue latente, no hay manera de saber que, en el futuro, el partido comunista chino decida hacerlo, a pesar de todas las repercusiones políticas y económicas que esto le pueda generar.

 

Algo que dejó en evidencia la forma en que China actuó ante el comienzo de la emergencia sanitaria, fue la manera como usó la tecnología para censurar información y perseguir a quienes intentaron dar la voz de alarma al mundo. De no haber procedido como lo hizo, el virus se pudo haber contenido a tiempo, o por lo menos aplazar su propagación por el mundo. Las consecuencias económicas y políticas en todo el planeta son desastrosas, y muchos buscan un culpable, aunque el gigante asiático tiene mucha influencia en varios países del mundo, a los cuales les ha prestado dinero, invertido en ellos o le ha dado acceso a su mercado interno, otros tienen economías lo suficientemente fuertes para no temer al régimen de Xi Jinping; entre ellos la primera potencia del mundo, que tiene un presidente que ha sido hostil hacia ellos desde antes de ser presidente.

El gobierno de Estados Unidos ya empezó a prohibir la venta de semiconductores a China, algo que afecta profundamente a Huawei, que depende de la importación de tecnología para la producción de sus dispositivos. Sumado a ello, la empresa asiática necesita de la tecnología norteamericana para fabricar sus procesadores Kirin, sus existencias ya escasean, por lo que posiblemente en un mes ya no puedan producir más, lo que afectará la fabricación de sus celulares de alta gama. Esto también afecta a las empresas, que tienen como cliente a Huawei, por lo que pedirán a la administración Trump ser más flexible con su medida.

Por el momento Huawei está dependiendo enormemente de las decisiones políticas debido a ser la niña mimada del partido comunista chino, saben muy bien que hacerle daño al gigante tecnológico es como hacerle daño directo al régimen Xi Jimping.