DEUDA PÚBLICA COLOMBIANA SOBREPASA EL 50% DEL PIB

Publicado por 

Entre los datos macroeconómicos que solemos escuchar con frecuencia en las noticias es la deuda pública, pero poco se habla de su importancia en la economía nacional. Prácticamente todos los países tienen deuda pública, de por sí no es mala tenerla, pero no por eso es algo que se deba tomar a la ligera, sus implicaciones son bastante importantes en la economía de cada nación, por ello grandes cantidades de analistas y expertos en economía dedican parte de su trabajo a estudiarla, para posteriormente asesorar a los gobiernos de turno sobre ella.

 

La deuda pública es la suma de la deuda, tanto externa como las deudas en el territorio nacional. Colombia como muchos países tienen un déficit fiscal de hace muchos años, en donde lo que gasta el gobierno sobrepasa de lo que recauda cada año, por lo que ese déficit que puede parecer pequeño, se va sumando cada año llegando a hacer que el endeudamiento que debe hacer el gobierno para cubrir ese déficit sea cada vez más grande. Por eso ahora tenemos una deuda en el 57% del PIB, que viene creciendo desde hace varios años de forma peligrosa, ya que Colombia no tiene una economía fuerte que pueda hacer frente al creciente endeudamiento de la nación.

También te puede interesar: PROTESTAS VIOLENTAS SOLO EMPEORAN LA SITUACIÓN DE COLOMBIA

El FMI ha establecido la regla fiscal para que la brecha entre lo que un país recauda y lo que gasta no llegue a valores peligrosos, pero esta medida, si bien evita un déficit descomunal a corto plazo, si no se corrige, los países se van endeudando de a poquitos cada año haciendo que su deuda publica crezca cada vez más, como podemos ver el caso de Colombia en el siguiente gráfico, donde se observa que la regla fiscal se empieza a tomar en el 2012 en el gobierno de Santos, pero a la vez la deuda publica en términos absolutos y como porcentaje del PIB han aumentado fuertemente.

Deuda pública colombiana sobrepasa el 50% del PIB

Para mayor desgracia, este año se prevé que la regla fiscal se relaje pasando de un déficit de 2.3% al 8% debido a la emergencia del covid-19. A los colombianos nos espera pagar esa enorme deuda contraída de años de déficit y el daño a la economía por la pandemia actual, la cual para poder hacerle frente, el Estado colombiano puede tomar dos caminos, aumentar la recaudación vía impuestos o reducir el gasto público. Conociendo el comportamiento de los piases de la región y el largo historial de reformas tributarias en Colombia, lo más probable es que opte por buscar aumentar recaudar más subiendo los impuestos, es menos impopular que recortar el gasto público, que como veremos en la siguiente gráfica, tiende a aumentar, solo dos años estuvo a la baja, en el 2015 y 2016, años en el que hubo decrecimiento del PIB colombiano, lo cual influyo fuertemente en la caída del gasto público.

https://opinemos.co/protestas-violentas-solo-empeoran-la-situacion-de-colombia/

https://opinemos.co/protestas-violentas-solo-empeoran-la-situacion-de-colombia/

Ninguna institución del Estado va a dejar que le reduzcan su presupuesto, lo van a defender con uñas y dientes, por lo que los costos de la deuda se lo van a endorsar al contribuyente, que ya bastante impuestos paga, para ahora hacerle aún más pesada la carga. La peor forma de abordar el tema del déficit para reducir la deuda de la nación se debería hacer recortando gastos, ya que es la manera en la que se puede calcular de manera exacta cuanto se va ahorrar, además de tener un mayor control sobre ello, para así, ajustarlo a las necesidades de acabar con el déficit fiscal. La opción que tomó el gobierno de Duque, que es prácticamente la que toman todos los presidentes de la región, y posiblemente hubieran tomado cualquiera de los candidatos que en el 2018 que estuvieron peleándose la presidencia colombiana es la de aumentar la recaudación aumentando impuestos, una pésima idea, que es más practicada de lo que parece, incluso por países europeos como España lo hacen.

 

Las estimaciones que se suelen hacer de cuándo va a recaudar un gobierno, si sube impuestos generalmente no se dan, lo que se logra conseguir en la realidad es menor a lo esperado, subir los impuestos siempre tienen consecuencias negativas en la economía, hace que los bienes y productos sean más caros, reduciendo el poder adquisitivo de los ciudadanos que se verán obligados  a consumir menos, por consiguiente, lo que el Estado gana de más, al subir los impuestos, lo pierde en el volumen de productos y bienes consumidos. Lo que se gana por un lado se pierde por otra parte, por lo que las predicciones sobre cuanto se va a conseguir entrar de más a las arcas del gobierno subiendo impuestos no son realistas.  A la final vamos a quedar con más deuda y más impuestos, no se resolverá el asunto del déficit, ni el de la deuda pública.