CAROLINA CRUZ MATONEADA EN REDES POR USAR LIBROS COMO PORTA CUCHILLOS

Artículo de Opinión por: Alexander Ocampo Hernandez

Los libros son símbolo de cultura, intelectualidad de prestigio para quien los posee y los lee. Desde que nació la escritura separando la prehistoria de la historia en la antigua Mesopotamia hace 5000 años, la mayor parte de ese tiempo la lectura y los libros solo eran para una clase privilegiada. No fue hasta que el alemán Gutemberg inventara la imprenta, para que los libros se pudieran fabricar en masa, para que el conocimiento no fuera solo privilegio de unos pocos; por ello los libros para muchos tienen un gran valor que va más allá del económico, por lo que lo que ha hecho hoy Carolina Cruz sea considerado un sacrilegio.

 

La presentadora y empresaria colombiana Carolina Cruz quedo en el ojo del huracán de los internautas, que no esperaron para hacerle el matoneo habitual que se les hace a los personajes de la farándula colombiana, hace poco la victima fue el cantante Jessi Uribe que tras presiones de la periodista Vicky Dávila termino reconociendo que era uribista, los insultos no se esperaron, incluso lo llegaron a llamar paraco, por que para los colectivos de izquierda del país todo el que ose simpatizar con Uribe es paramilitar o cómplice como mínimo, o quien no cumpla con sus entandares de intelectualidad y cultura es por ende uribista.

 

 

 

El crimen de Carolina Cruz, para esa caterva de intelectuales y personas altamente cultas que pululan en el país dando garrote en redes, fue el de usar unos libros como porta cuchillos; para esa culta masa de iracundos, los libros solo son para leer y nada más, pero olvidan que hay muchas obras de arte como esculturas hechas con libros, tal vez sea exagerado compara una de esas obras con el accesorio de cocina hecho por la presentadora colombiana.

Carolina Cruz matoneada en redes por usar libros como porta cuchillos

Carolina Cruz matoneada en redes por usar libros como porta cuchillos

 

También te puede interesar: TRUMP DECLARARÁ AL MOVIMIENTO ANTIFA COMO TERRORISTA

Pero seguramente si uno a esos que se están rasgando las vestiduras, si les regalaran un libro que no fuera de su gusto, o peor que fuera hablando bien de algún personaje que odian; seguramente dirían que lo tirarían a la basura o lo quemarían. Entonces que hay de malo en que Carolina Cruz utilice libros que no usa para usarlos para una porta cuchillos decorativo. Los libros no tienen un valor intrínseco en sí, ese valor se los damos nosotros, para los que un libro como la biblia, puede ser muy valiosos ya que profesa la religión católica y es un estudioso de las sagradas escrituras, para un ateo carece de cualquier valor ese mismo libro.

USAR LIBROS PARA  DECORACIÓN NO ES UN CRIMEN

El usar un libro para algo que no sea leerlo no es un crimen, la presentadora simplemente dio un tip de decoración en la cocina, con el cual poder tener los cuchillos de la cocina, quien considere que es un bonito accesorio decorativo puede hacerlo con esos libros que no use, que no les tenga ningún valor. Tal vez algunos consideren que en vez de usar un libro para tales propósitos es mejor regalarlo, pero muchas veces es difícil encontrar a alguien que quiera leer un mismo libro que a uno le sobra.

 

Además recuerden que no todos deben ser expertos lectores, a nadie se le debe obligar a hacerlo, leer e informarse es una obligación individual, que alguien no quiera hacerlo está en su derecho, por lo tanto que alguien prefiera un libro para decorar o hacer una obra de arte no tiene por qué ser malo, es más mucha gente lee basura que en vez de hacerles crecer los perjudica, yo prefiero alguien que no lea a que sea un lector de obras como Mi Lucha escrito por Hitler, o cualquier tipo de literatura que dañe nuestra mente; porque al igual que existen las personas toxicas, también hay los libros tóxicos, que están basados en mentiras, pseudo ciencias, que en vez de aportar, quitan. Por ejemplo, los libros de auto ayuda pueden generar un daño a quienes busquen una solución a un problema grave en sus vidas, porque en vez de ir a un profesional de la salud mental que le haga un diagnostico personal y cree un tratamiento acorde a sus problemas puntuales, va a encontrar soluciones generales en ese libro, que no le van a ayudar o por el contrario podría perjudicarle.